Científicos japoneses acaban de crear una IA que puede "leer" la mente humana

A medida que los científicos informáticos intentan hacer que las máquinas piensen y aprendan como humanos, los investigadores están tomando el término medio para intentar usar la IA para leer nuestras mentes.

Científicos japoneses acaban de crear una IA que puede

En el último avance, científicos de la Universidad de Kyoto, Japón, estudiaron las redes neuronales profundas (IA) y descubrieron que las computadoras tienen la capacidad de al menos visualizar lo que piensan los humanos.

Antes de adelantarnos, vale la pena señalar que la tecnología es incipiente y se aplica solo en condiciones óptimas. Si retrocede ante la dudosa nueva elección de foto de perfil de alguien en Facebook, su computadora portátil no comenzará a registrar su disgusto y transmitirlo al mundo. Dicho esto, la nueva tecnología ciertamente tiene aplicaciones potenciales aparentemente impresionantes, aunque siniestras.

Los investigadores publicaron sus hallazgos, que la IA podría usarse para decodificar pensamientos, en BioRxiv ("bioarchivo"), un servicio de archivo y distribución de preimpresiones inéditas en la industria de las ciencias de la vida. Este concepto no tiene precedentes; El aprendizaje automático se ha utilizado con éxito junto con imágenes de resonancia magnética (MRI) para producir representaciones visuales de lo que una persona está pensando, aunque solo cuando se trata de imágenes binarias simples.

A los participantes en el estudio se les mostraron imágenes naturales (de, por ejemplo, vida silvestre), formas geométricas y letras alfabéticas durante diferentes períodos de tiempo. Se registró la actividad cerebral, con una computadora que "decodificaba" la información para producir visualizaciones de la imagen que se mostraba previamente, y cómo esta imagen se manifestaba en los pensamientos del cerebro.

El equipo japonés usó esto para perfeccionar métodos nuevos y más avanzados de "descodificación" de pensamientos usando IA; la visualización, por ejemplo, ahora se extiende a imágenes más sofisticadas y "jerárquicas": el equipo tuiteó un ejemplo de una imagen de un búho en primer plano, con un ser humano visualmente mal definido y en gran parte oculto detrás de él. Luego cultivaron una técnica para reconstruir la imagen sobre la base de la actividad cerebral.

Resulta que la capacidad de "leer la mente" de la IA tiene muchos más matices de lo que pensábamos. Los píxeles binarios son noticia de ayer, con el equipo de Kioto demostrando que la IA puede detectar objetos por sí misma.

Uno de los científicos que hizo el descubrimiento, Kamitani, habló con CNBC sobre la rapidez con que cambian las técnicas: “Nuestro método anterior consistía en suponer que una imagen se compone de píxeles o formas simples. Pero se sabe que nuestro cerebro procesa la información visual extrayendo jerárquicamente diferentes niveles de características o componentes de distintas complejidades”.

“Estas redes neuronales o el modelo de IA se pueden usar como un representante de la estructura jerárquica del cerebro humano”, concluyó.
Además, se descubrió que la tecnología aún funcionaba incluso cuando los participantes pensaban en una imagen recordada, no solo cuando estaba procesando activamente esa imagen. Esto fue ciertamente más difícil, como muestra el siguiente gráfico: los estímulos visuales relevantes producen una imagen mucho más clara que tratar de evocar un recuerdo, pero el proceso de visualización aún era posible.

ai_mind_reading_capability_kyoto_university

¿Y las posibles aplicaciones? La inteligencia artificial que lee la mente gana tracción y viabilidad no es exactamente un pensamiento tranquilizador, pero no todo es pesimismo distópico; la tecnología de visualización que aparentemente "lee la mente" podría permitirle algún día crear imágenes o arte simplemente imaginándolo, mientras que aquellos que sufren alucinaciones podrían visualizarlos, lo que ayudaría a mejorar la atención psiquiátrica.

Ahí tienes. La inteligencia artificial que lee la mente se está volviendo más sofisticada cada semana. Las industrias de todo el mundo, desde la creativa hasta la médica, están preparadas para prosperar gracias a la nueva tecnología que, como siempre, requiere un control atento y protecciones sólidas.

Crédito de la imagen: Guohua Shen, Tomoyasu Horikawa, Kei Majima y Yukiyasu Kamitani, 'Reconstrucción de imágenes profundas a partir de la actividad del cerebro humano'