como arreglar un controlador de nintendo switch con drift 2

Cómo arreglar un controlador de Nintendo Switch con Drift

Aquí hay un escenario que ningún jugador quiere enfrentar: estás atravesando una misión para morderte las uñas cuando, de repente, tu personaje comienza a deslizarse hacia un lado. Este fenómeno es la «deriva del controlador». Muchos jugadores de Nintendo Switch se han encontrado con esta desagradable sorpresa.

Cómo arreglar un controlador de Nintendo Switch con Drift

Este artículo lo guiará sobre cómo ganar la batalla del jefe de la vida real con su controlador y evitar que vuelva a actuar.

¿Qué es la deriva del controlador?

El desvío del controlador, o desvío de la palanca, es una falla en la que la palanca analógica de un controlador registra el movimiento cuando no hay entrada del jugador. No es exclusivo de Switch y puede aparecer en cualquier plataforma. Sin embargo, el problema que afecta a los controladores Joy-Con y Pro de Nintendo Switch ha recibido algunas críticas de los fanáticos. Fue especialmente delicado teniendo en cuenta que Nintendo tiene una reputación de durabilidad y confiabilidad a largo plazo.

Aún así, no tienes que preocuparte demasiado. Esto no refleja la calidad de Nintendo. Incluso el Xbox One Elite Controller no es inmune. Y si bien puede parecer principalmente un problema de la consola moderna, los controladores para sistemas más antiguos también tenían este problema a veces.

Antes de escribir una carta acalorada a Nintendo, profundicemos en posibles remedios caseros.

Calibración de su controlador de interruptores

La calibración es la primera línea de defensa contra la desviación del controlador. Calibrar una palanca de control significa ajustar el movimiento analógico físico a las señales digitales que la consola recibe del gamepad para que estén alineados. Ayuda a su Switch a interpretar con precisión las acciones de su stick analógico.

Aquí hay un resumen rápido de cómo calibrar el joystick:

  1. Abre el menú «Inicio» del Switch.
  2. Dirígete a «Configuración del sistema».
  3. En este menú, busque «Controladores y sensores».
  4. Seleccione «Calibrar palancas de control».
  5. Presione X para comenzar a calibrar.
  6. Sigue las instrucciones en la pantalla.

Ahora, deberías probar tu palo. Intente girarlo o moverlo mientras está en un juego (preferiblemente en 3D) para ver cómo se comporta. Si el palo vuelve a la normalidad, bien hecho. Puedes relajarte y seguir jugando. Si nota que la cruz se mueve sola o que la palanca se resiste a tocarla, es posible que la desviación tenga un origen físico.

Ponerse más físico

Si la calibración no resuelve la deriva, es hora de tomar el asunto en sus manos más literalmente esta vez.

Su controlador podría beneficiarse de un poco de fregado. Prepare un destornillador Phillips pequeño, un poco de aire comprimido y un limpiador de contactos para limpiar su controlador Pro dañado.

  1. Desmonte el Pro Controller con cuidado.
  2. Use el aire comprimido para eliminar el polvo, los desechos o el cabello que podrían estar obstruyéndolo.
  3. Rocíe una cantidad decente del limpiador de contactos debajo de la tapa de plástico, pero no se exceda.
  4. Mueva el palo suavemente para que el limpiador pueda entrar en las grietas.
  5. Deje que su controlador se seque durante unos diez minutos. Vuelva a montar el controlador.

El proceso para los Joy-Cons sería similar, pero tenga mucho cuidado con ellos, considerando su tamaño más pequeño.

El controlador debería estar absolutamente limpio ahora. Así que inicie un juego que desee usar como campo de pruebas o vuelva a visitar la pantalla de Calibración de palos para probar su controlador limpio. Si sigue actuando de forma extraña, podría intentar recalibrarlo para ver si hace alguna diferencia.

Más solución de problemas

Si bien la recalibración y una buena limpieza son las soluciones de referencia para la deriva del controlador, otros enfoques pueden funcionar mejor si los dos anteriores le fallaron.

Restablecer cualquier asignación de botón

En algunos casos, podría haber un problema de asignación de botones en lugar de uno con el controlador en sí. Verifique su mapeo para asegurarse.

  1. Vaya a «Controladores y sensores» en «Configuración del sistema».
  2. Busque la opción «Cambiar asignación de botones».
  3. Seleccione «Restablecer» para cada Joy-Con o Pro Controller para restaurarlos a su configuración predeterminada.

Compruebe si los controladores están conectados correctamente

Una simple verificación para asegurarse de que todos los controladores estén emparejados correctamente a veces puede resolver el problema de inmediato. Dado que los controladores modernos, especialmente en el Switch, son principalmente inalámbricos, los problemas de conexión pueden hacer que se comporten mal incluso cuando no tienen ningún problema físico.

  1. En la pantalla de inicio, seleccione «Controladores».
  2. Si un controlador no aparece o parece fallar, elija «Cambiar agarre/orden».
  3. Mantenga presionado «Sincronizar» en el gamepad hasta que vea «Emparejado».

Actualice el firmware de su Switch y Joy-Con

Los errores de software pueden hacer que el controlador se desvíe. Una actualización de firmware podría ayudar y ciertamente no hará daño (a menos que haya modificado su Switch).

  1. Conecte el Switch a Wi-Fi y vaya a «Configuración del sistema».
  2. Desplácese hacia abajo hasta «Sistema».
  3. Seleccione «Actualización del sistema».
  4. Después de actualizar el sistema, regrese a «Inicio» y «Configuración del sistema».
  5. Busque «Controladores y sensores», luego seleccione «Actualizar controladores».

Buscar actualizaciones del juego

No es probable que un juego desactualizado provoque la deriva del controlador, pero no es imposible. Actualizar su juego podría valer la pena intentarlo para mantenerse seguro.

  1. Resalta el juego en la pantalla de inicio de Switch.
  2. Presiona «+».
  3. Seleccione «Actualización de software» y elija hacerlo «Vía Internet».

Eliminar máscaras o cubiertas

Las máscaras, los adhesivos o las cubiertas pueden interferir con la funcionalidad principal de Joy-Con si están desgastados o no se ajustan correctamente. Intente quitar estos accesorios para ver si están detrás del problema.

Póngase en contacto con Nintendo (como último recurso)

Si, a pesar de sus esfuerzos, la deriva sigue ahí y prefiere no comprar un controlador completamente nuevo, podría considerar ponerse en contacto con Nintendo. Es técnicamente posible reemplazar los sticks analógicos en un Pro Controller. Requiere soldadura, que no es algo que todos puedan hacer a menos que tenga habilidades con un soldador y trabaje en dispositivos electrónicos pequeños.

Si no le gusta mucho el bricolaje, comuníquese con el servicio de atención al cliente de Nintendo. Prepárese para los posibles costos de reparación según su garantía y la profundidad del problema.

¿Por qué ocurre la deriva del controlador?

La deriva del controlador es a menudo el resultado del desgaste físico de los componentes del controlador, específicamente los potenciómetros del joystick. Estos componentes interpretan su posición y la traducen en movimiento. Con el tiempo, pueden desgastarse o desalinearse. Cuando esto sucede, el controlador registra el movimiento cuando el joystick está quieto. El polvo y la suciedad también pueden estropear estos componentes y causar deriva.

Prevención de la deriva futura

Hasta ahora, ha leído acerca de las posibles soluciones para la deriva del controlador, pero solo queda un paso más (crucial) por tomar: la prevención. Veamos formas de evitar que la deriva arruine tu futuro juego.

  • Busque una carcasa de controlador de alta calidad para mantenerlo limpio y acostúmbrese a limpiarlo con aire comprimido.
  • Tenga cuidado con su controlador. Claro, los juegos intensos pueden requerir una acción de mano dura, pero un uso demasiado vigoroso puede desgastarlos rápidamente.
  • La actualización periódica del firmware puede mantener el dispositivo en óptimas condiciones e incluso podría evitar la deriva. Obtenga esas actualizaciones cada vez que las vea, y puede evitar algunos momentos bastante molestos.

No te desvíes

Para muchos jugadores, la precisión y la capacidad de respuesta son el pan y la mantequilla de su estilo de juego. Cuando el tiempo lo es todo, un joystick que no coopera puede ser la diferencia entre la victoria y la derrota. Pero incluso lidiando con la temida deriva, existe una solución.

¿La deriva del controlador ha secuestrado tu diversión de juego antes? ¿Has encontrado otra solución que te haya funcionado? Háganos saber en los comentarios a continuación.