Cómo proteger a sus hijos en 2009

Como si la perspectiva de que un pedófilo acosara a su hijo no fuera lo suficientemente aterradora, la triste realidad es que las últimas tácticas empleadas por los abusadores de niños en línea son, casi inimaginablemente, mucho peores que antes.

Amenaza 2.0: Cómo proteger a sus hijos en 2009

Dado que los proveedores de Internet impiden el acceso a la mayoría de los sitios de abuso infantil y que los niños se dan cuenta de los métodos tradicionales de acicalamiento, los pedófilos recurren a estrategias más extremas”. parte de las técnicas de aseo”. Esa es la cruda evaluación de una revisión estratégica reciente del Centro de Protección en Línea y Explotación Infantil (CEOP, por sus siglas en inglés) de la policía.

Chantajear a los niños pirateando sus cuentas de redes sociales y amenazando con publicar imágenes indecentes de ellos es solo uno de los nuevos métodos con los que operan los pedófilos. Los ataques orquestados a través de mundos virtuales o juegos en línea son cada vez más frecuentes.

Los pedófilos también están encontrando nuevas formas de evitar ser detectados. Las imágenes se comercializan libremente en servicios de intercambio de archivos entre pares, sin detalles de tarjetas de crédito incriminatorias que la policía pueda rastrear. El secuestro de conexiones Wi-Fi abiertas significa que la policía no llama a la puerta de los pedófilos cuando la actividad ilegal está vinculada a una conexión, y plantea la escalofriante perspectiva de falsas condenas.

Vamos a exponer la gama completa de tácticas utilizadas por los agresores sexuales de niños de hoy y revelar las amenazas que los expertos creen que es más probable que ocurran en el futuro. También brindaremos consejos para los padres que están tratando de evitar y lidiar con las consecuencias de los actos de un pedófilo. Es un tema inquietante, pero que tiene que ser cubierto.

Cómo proteger a su hijo… y a usted mismo

Chantaje social

Los sitios de redes sociales como Facebook, MySpace y Bebo han sido motivo de preocupación para los padres durante algún tiempo, aunque los temores anteriores se han centrado en gran medida en la cantidad de datos personales que los niños comparten en dichos sitios. Pero la revisión estratégica de CEOP sugiere que los pedófilos están usando las redes sociales para algo más que una herramienta de recopilación de datos.

“Los enfoques de preparación más tradicionales, como afirmar ser conocido [to children on a social network] no funciona tanto con los jóvenes”, dice a PC Pro la Dra. Victoria Baines, analista estratégica de CEOP. “Estamos viendo un movimiento hacia un comportamiento más insidioso para localizar a alguien en línea”.

Una de esas tácticas es secuestrar la cuenta de la red social de un niño, generalmente pirateando la contraseña del niño, que rara vez es lo suficientemente fuerte como para resistir un ataque de diccionario de fuerza bruta. Una vez dentro, el atacante puede hacerse pasar por el titular de la cuenta para manipular a sus contactos. A partir de ahí, el atacante puede alentar a un niño a transferir sus conversaciones a un software de mensajería instantánea, como Windows Messenger, que no solo ofrece un mayor grado de privacidad, sino que también permite que el atacante interactúe con el niño en la cámara web.

“Se alienta a los niños y jóvenes a encender sus cámaras web como preludio a que se les solicite realizar actos sexuales y/o presenciar a un adulto exponiéndose o masturbándose”, afirma el informe estratégico de CEOP. Pero si un niño se resiste a una solicitud directa de participar en una actividad sexual, el atacante puede recurrir a la intimidación.

La policía ha recibido informes de niños amenazados con violencia física si no acceden a posar para las imágenes. Otros amenazan con enviar virus o eliminar todos los archivos de su PC en un intento de asustar a los niños para que se conformen. Por extraño que parezca, la amenaza más grave es borrar el contenido de su cuenta de red social. “Los niños están construyendo identidades sociales en línea”, dice Baines. “Una amenaza para eliminar el contenido de alguien es un control bastante poderoso sobre ellos. Convencen a los niños para que participen en actos sexuales en la cámara web y mantengan relaciones que de otro modo no podrían”.