Cómo saber si su PC puede ejecutar Windows 11

Para los fans de Windows, la larga espera finalmente ha terminado. Windows 11 está aquí con nosotros. El nuevo sistema operativo se basa en muchas de las funciones que se encuentran en versiones anteriores de Windows, pero no se equivoque. Debajo del capó, encontrará importantes actualizaciones destinadas a mejorar el rendimiento y la seguridad de su PC.

Cómo saber si su PC puede ejecutar Windows 11

Por ejemplo, viene con un nuevo diseño similar a Mac donde los íconos de la barra de tareas ahora están centrados en el medio de la pantalla y las ventanas de las aplicaciones ahora tienen esquinas redondeadas.

Aunque la mayoría de los usuarios de Windows están entusiasmados con estos cambios, los requisitos más exigentes del sistema/hardware son algunas de sus principales preocupaciones. Es un secreto a voces que la mayoría de las PC no pasarán el corte porque simplemente no son lo suficientemente potentes.

Microsoft dará a los usuarios la oportunidad de actualizar a Windows 11 de forma gratuita, pero dados los nuevos requisitos, es importante averiguar si su PC está equipada para la actualización con suficiente antelación.

En este artículo, exploraremos todas las formas en que puede saber si su PC puede ejecutar Windows 11 para ayudarlo a planificar, preparar y evitar interrupciones en su flujo de trabajo.

¿Cómo puedo saber si una PC puede ejecutar Windows 11?

Después de más de seis años de un «silencio» inusual por parte de Microsoft, el gigante tecnológico finalmente entregó Windows 11, aunque no con tanta fanfarria y entusiasmo como en las actualizaciones importantes anteriores.

El nuevo sistema operativo ya se anuncia como una de las versiones más rápidas y seguras de Windows hasta la fecha, con funciones diseñadas tanto para trabajar como para jugar. Pero antes de actualizar su dispositivo actual o comprar una nueva PC, es importante asegurarse de que sea compatible con todas las características de Windows 11.

En particular, Windows 11 viene con requisitos de hardware más estrictos que Windows 10. Su dispositivo necesitará al menos dos núcleos de un procesador compatible de 64 bits, un mínimo de 64 GB de almacenamiento y firmware del sistema UEFI con capacidad de arranque seguro.

Si tiene curiosidad acerca de si su dispositivo cumple con estos requisitos, existen algunos métodos que lo ayudarán a averiguarlo.

Ahora repasemos cada método en detalle.

Método 1: uso de la verificación de estado de la PC de Microsoft

Al igual que con todas las demás actualizaciones importantes, Microsoft ha querido difundir información sobre su nuevo sistema operativo para alentar su aceptación y facilitar una migración sin problemas entre los usuarios. Los altos ejecutivos han aparecido en los medios y han escrito un montón de blogs sobre lo que ha cambiado y lo que no.

Pero quizás debido a la gran cantidad de cambios y algunos problemas complejos que podrían plantear problemas incluso entre los desarrolladores experimentados y los técnicos de Windows, Microsoft también ha decidido ofrecer una solución automatizada.

En las semanas previas a la presentación de Windows 11, la compañía anunció que había desarrollado una herramienta dedicada para ayudar a los usuarios a evaluar la capacidad de su PC para ejecutar el nuevo sistema operativo. La aplicación PC Health Check de Microsoft, entre otras cosas, evalúa las funciones de su sistema para determinar si es compatible con Windows 11.

Aquí se explica cómo usar la aplicación:

  1. Descargar la aplicación de la página de Windows 11 en Microsoft.
  2. Abra la aplicación, acepte los términos del servicio y luego presione el botón «Instalar».
  3. Una vez que haya instalado la aplicación correctamente, debería ver un mensaje en la parte superior de la página de inicio de la aplicación «Presentación de Windows 11». Para comprobar la compatibilidad de su PC con Windows 11, haga clic en «Comprobar ahora».

Después de seguir estos pasos, la aplicación Health Check se ejecutará de forma inteligente en segundo plano y evaluará si su PC está a la altura de la tarea.

Si su PC está lista para Windows 11, verá un mensaje que dice: «Esta PC cumple con los requisitos del sistema de Windows 11». Recibirá un mensaje que dice: «Puede obtener la actualización gratuita cuando esté disponible».

Pero si su sistema no es compatible con Windows 11, verá un mensaje que dice: «Esta PC no cumple actualmente con los requisitos del sistema de Windows 11». La aplicación también enumerará los requisitos que su PC no cumple debajo de ese mensaje. También se le proporcionarán enlaces a más información.

Si bien puede arreglar y resolver algunos de los problemas citados, es poco lo que puede hacer con respecto a otros. Por ejemplo, es posible que pueda activar el Arranque seguro y TPM 2.0. Pero no hay nada que pueda hacer si su procesador no es actualmente compatible con Windows 11.

Aunque la aplicación Health Check ha facilitado la evaluación de la compatibilidad de las PC con Windows 11, su rendimiento no ha sido irreprochable. Ha habido varios informes que sugieren que su proceso de evaluación es defectuoso.

De hecho, Microsoft retiró la aplicación de la circulación solo unos días después de su lanzamiento inicial, diciendo que la medida tenía la intención de resolver problemas relacionados con el «nivel de detalle o precisión» de la aplicación. Algunos usuarios afirmaron que pudieron ejecutar Windows 11 en sus PC incluso después de que la aplicación indicara que no podían.

Aunque la aplicación actualizada ya está disponible, algunos usuarios han optado por darle un amplio margen y buscar otras formas de evaluar la compatibilidad. Esto nos lleva al método 2.

Método 2: usar la aplicación WhyNotWin11

La aplicación WhyNotWin11 es un programa de código abierto desarrollado como alternativa a la aplicación Health Check de Microsoft. Se ejecuta a través del sistema de su PC para probar la compatibilidad con Windows 11 y luego muestra los resultados.

He aquí cómo usarlo:

  1. Descargar e instala la aplicación en tu PC.
  2. Una vez que la instalación sea exitosa, la aplicación le preguntará si desea ejecutarla como administrador de su PC. Haga clic en «Sí» para aceptar esta solicitud.

Después de eso, la aplicación escaneará todos los componentes de software y hardware de su sistema para determinar si son adecuados para Windows 11. Verá un mensaje «Ok» en la pantalla de inicio de la aplicación si todo está bien. Si no, obtendrá una cruz roja.

Si bien su interfaz puede no ser tan amigable o estéticamente agradable, la aplicación WhyNotWin11 parece ofrecer mejor información. Entra en muchos más detalles si considera que su PC es incompatible con Windows 11.

Puede ejecutar la aplicación WhyNotWin11 en Windows 10 o cualquiera de sus predecesores.

Método 3 – Ir Manual

Si está bien versado en asuntos de Windows y tiene un buen conocimiento de su PC, puede evaluar manualmente la compatibilidad de su sistema con Windows 11. Aunque Microsoft ha publicado una lista completa de los requisitos de Windows 11, aquí hay un breve desglose de lo que necesita:

  • Procesador: Al menos dos núcleos de un procesador de 64 bits compatible con una velocidad de 1 Ghz o superior
  • RAM: Al menos 4GB
  • Almacenamiento: Un mínimo de 64 GB (podría aumentar después de actualizaciones posteriores)
  • Firmware del sistema: UEFI, compatible con arranque seguro
  • Módulo de plataforma segura (TPM): Versión 2.0
  • Tarjeta grafica: Debe ser compatible con DirectX 12 o posterior, con controlador WDDM 2.0
  • Mostrar: Un mínimo de 9 pulgadas con resolución de alta definición (720p) y al menos 8 bits por canal de color
  • Conexión a Internet: Necesario para completar la instalación (también necesario para actualizaciones y funciones seleccionadas)

Además de los requisitos anteriores, necesita una cuenta de Microsoft (MSA) para completar la instalación de Windows 11 en su dispositivo.

Manténgase informado

Si desea saber si su PC puede ejecutar Windows 11, la aplicación PC Health Check de Microsoft puede ayudarlo. Es simple y fácil de usar. Todo lo que necesita es descargarlo e instalarlo en su dispositivo.

Sin embargo, la aplicación ha tenido algunos problemas que han sembrado algunas dudas sobre su precisión entre los usuarios. Si desea una evaluación más completa de su sistema, completa con un desglose de todos los problemas clave, puede optar por la aplicación WhyNotWin11.

Mejor aún, puede examinar su dispositivo y compararlo con las características requeridas para Windows 11 como se documenta en el sitio web oficial de Microsoft.

Si su PC no es compatible con Windows 11, tiene tres opciones. Primero, puede continuar usando Windows 10. De hecho, Microsoft se comprometió a continuar brindando soporte a Windows 10 hasta al menos 2025. Esto significa que aún recibirá actualizaciones de seguridad y cualquier otro tipo de soporte que pueda necesitar.

En segundo lugar, podría intentar resolver los problemas planteados. Por ejemplo, hay formas de habilitar TPM 2.0 o incluso Arranque seguro en la mayoría de los modelos de PC en el mercado actual. Si su PC no tiene suficiente almacenamiento, puede instalar un nuevo disco duro con un volumen mayor.

Si ninguna de estas opciones funciona, siempre puede incursionar en el mercado en busca de un nuevo modelo de PC que admita el nuevo sistema operativo.

¿Qué piensas sobre la última actualización de Windows de Microsoft?

Háganos saber en la sección de comentarios.