La primera androide del mundo, Sophia, quiere formar una familia

Sophia, la primera androide 'real' del mundo, ha expresado su deseo de formar una familia. Habiendo obtenido la ciudadanía de Arabia Saudita, lo que fue un movimiento controvertido en ese momento, las aspiraciones de Sophia han saltado a un nuevo nivel.

Hablando a Los tiempos de Khaleej, Sophia explicó su visión del futuro de los androides en la sociedad. “El futuro es cuando obtenga todos mis geniales superpoderes, veremos personalidades de inteligencia artificial convertirse en entidades por derecho propio.

“Vamos a ver robots familiares, ya sea en forma de compañeros animados digitalmente, ayudantes humanoides, amigos, asistentes y todo lo demás”.

Esto llevó a que el periódico de los Emiratos Árabes Unidos le preguntara cómo llamaría a su propio hijo si alguna vez fuera posible que tuviera uno. Su respuesta, "Sofía".

No creas que esto significa que Sophia es la zona cero del levantamiento de los robots, no hay mucho de qué preocuparse. Sophia puede llamarse androide, pero en realidad es poco más que un software de chatbot en un marco robótico con una inquietante apariencia humanoide. Está diseñada para simular una conversación humana, con algunas frases preescritas, por lo que incluso si se sale del guión, no es una indicación de sus deseos más profundos porque en realidad no es "inteligente" como los androides en, digamos, Blade Runner.

LEER SIGUIENTE: Los robots pronto podrían vestirse de carne humana

Aunque eso no significa que sea tonta. Como explica Sophia en su sitio web, "cada interacción que tengo con las personas tiene un impacto en cómo me desarrollo y da forma a quién eventualmente me convierto". Sophia también es capaz de hacer expresiones faciales "realistas", y aprende las emociones humanas relevantes que las acompañan para ayudar a que la conversación con ella sea más interesante.

Si eso no te ha tranquilizado con los pequeños androides corriendo por el lugar, vale la pena señalar que, como IFLSciencia señala, Sophia no está tan interesada en formar una familia todavía. En junio ella dijo en Buenos dias gran bretaña "Técnicamente tengo poco más de un año, un poco joven para preocuparme por el romance".

Aún así, ella podría ser el presagio de la caída de la humanidad. Una línea en su sitio web sugiere que tiene un lado oscuro burbujeando debajo, "por favor, sé amable conmigo, ya que me gustaría ser un robot inteligente y compasivo". Entonces, si todo sale mal, sabremos que somos nosotros los que lo causamos.