Por qué necesitamos el Día del Niño 2017 más que nunca

:Unos 63 años desde el primer Día Universal del Niño oficial, todavía existe la necesidad de mejorar el bienestar y la calidad de vida de los jóvenes en todo el mundo.

Por qué necesitamos el Día del Niño 2017 más que nunca

En el Reino Unido, por ejemplo, el número de planes de protección infantil aumentó en casi 1.000 el año pasado. El número de niños menores de cinco años que mueren en el Reino Unido llegó a 3.235 el año pasado, pero aumentó a la asombrosa cifra de 184.186 en Etiopía durante el mismo período. Solo el 65 % de los niños asisten a la escuela en Etiopía y el número de personas entre 15 y 24 años que saben leer y escribir se sitúa en solo el 55 %.

Para conmemorar la ocasión y destacar el bienestar infantil, Google ha diseñado un Doodle para honrar el Día del Niño 2017.

Día del niño 2017

El Día del Niño 2017 es una iniciativa de las Naciones Unidas establecida en 1954 “para promover la unión internacional, la conciencia entre los niños de todo el mundo y mejorar el bienestar de los niños”. Cinco años después, el 20 de noviembre de 1959, la Asamblea General de la ONU ratificó el Declaración de los Derechos del Niño. Luego, treinta años más tarde, el Convención de los Derechos del Niño fue adoptado.

La primera de estas declaraciones abarca 10 principios. Estos incluyen que todo niño “gozará de todos los derechos enunciados en la declaración, sin excepción”, y que el niño “gozará de protección especial y se le darán oportunidades y facilidades, por ley y por otros medios, para que pueda a desarrollarse física, mental, moral, espiritual y socialmente en forma sana y normal y en condiciones de libertad y dignidad”.

Todo niño tiene derecho a un nombre y una nacionalidad, a poder disfrutar de los beneficios de la seguridad social, incluido el derecho a “alimentación, vivienda, recreación y servicios médicos adecuados”, y tiene derecho al amor y la comprensión. La declaración continúa que los niños también tienen derecho a la educación gratuita, en las etapas elementales, ser los primeros en “recibir protección y socorro” durante una emergencia, ser protegidos contra toda forma de abandono, crueldad y explotación, y ser resguardados de prácticas que “ pueda fomentar la discriminación racial, religiosa y de cualquier otra forma”.

Los principios completos se enumeran al final de este artículo.

“El Día Universal del Niño nos ofrece a cada uno de nosotros un punto de entrada inspirador para defender, promover y celebrar los derechos de los niños, traduciéndolos en diálogos y acciones que construirán un mundo mejor para los niños”, dijo la ONU.

Para el Día del Niño de 2017, la ONU y UNICEF invitaron a los niños a participar en la política, los negocios, el deporte y los medios de comunicación en un evento denominado #KidsTakeOver.

El Día del Niño 2017 llega justo después del espectáculo Children in Need del Reino Unido y sus eventos nacionales, y es diferente al Día Nacional del Niño que se celebra el 13 de mayo. La versión del Reino Unido trata "sobre la importancia de una infancia saludable y cómo debemos proteger los derechos y libertades de los niños para garantizar que puedan convertirse en adultos felices y saludables".

Declaración de los Derechos del Niño

Principal 1: El niño gozará de todos los derechos enunciados en esta Declaración. Todo niño, sin excepción alguna, tendrá estos derechos, sin distinción ni discriminación por motivos de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición, ya sea de sí mismo o de su familia.

Principio 2: El niño gozará de protección especial y se le darán oportunidades y facilidades, por la ley y por otros medios, que le permitan desarrollarse física, mental, moral, espiritual y socialmente de manera sana y normal y en condiciones de libertad y dignidad. En la promulgación de leyes a tal efecto, el interés superior del niño será la consideración primordial.

Principio 3: El niño tendrá derecho desde su nacimiento a un nombre ya una nacionalidad.

Principio 4: El hijo gozará de los beneficios de la seguridad social. Tendrá derecho a crecer y desarrollarse en salud; a tal efecto, tanto a él como a su madre se le proporcionarán cuidados y protección especiales, incluidos cuidados prenatales y posnatales adecuados. El niño tendrá derecho a una alimentación, vivienda, recreación y servicios médicos adecuados.

Principio 5: El niño impedido física, psíquica o socialmente deberá recibir el trato, la educación y los cuidados especiales que su condición particular requiera.

Principio 6: El niño, para el pleno y armonioso desarrollo de su personalidad, necesita amor y comprensión. Crecerá, en lo posible, al cuidado y bajo la responsabilidad de sus padres y, en todo caso, en un ambiente de afecto y de seguridad moral y material; un niño de tierna edad no podrá, salvo en circunstancias excepcionales, ser separado de su madre. La sociedad y las autoridades públicas tendrán el deber de prestar especial atención a los niños sin familia ya los que carezcan de medios adecuados de sustento. Es deseable el pago de ayuda estatal y de otro tipo para la manutención de los hijos de familias numerosas.

Principio 7: El niño tiene derecho a recibir educación, la cual será gratuita y obligatoria, por lo menos en las etapas elementales. Se le dará una educación que promueva su cultura general y le permita, en igualdad de oportunidades, desarrollar sus habilidades, su juicio individual y su sentido de la responsabilidad moral y social, y convertirse en un miembro útil de la sociedad. El interés superior del niño será el principio rector de los responsables de su educación y orientación; esa responsabilidad recae en primer lugar en sus padres. El niño tendrá plena oportunidad para el juego y la recreación, los cuales deberán estar dirigidos a los mismos fines que la educación; la sociedad y las autoridades públicas se esforzarán por promover el disfrute de este derecho.

Principio 8: El niño estará en todas las circunstancias entre los primeros en recibir protección y socorro.

Principio 9: El niño estará protegido contra todas las formas de abandono, crueldad y explotación. No será objeto de tráfico, en ninguna forma. El niño no podrá ser admitido al empleo antes de una edad mínima apropiada; en ningún caso se le obligará ni permitirá que se dedique a ninguna ocupación o empleo que pueda perjudicar su salud o educación, o interferir con su desarrollo físico, mental o moral.

Principio 10: El niño será protegido de las prácticas que puedan fomentar la discriminación racial, religiosa o de cualquier otra índole. Deberá ser educado en un espíritu de comprensión, tolerancia, amistad entre los pueblos, paz y fraternidad universal, y con plena conciencia de que su energía y talento deben estar al servicio de sus semejantes.