Reseña del Samsung Galaxy Tab S 8.4

Las pantallas AMOLED suelen ser exclusivas de los teléfonos inteligentes y los televisores caros, pero Samsung se ha opuesto a la tendencia con la Galaxy Tab S de 8,4 pulgadas: esta pequeña tableta utiliza uno de los paneles Super AMOLED llenos de píxeles de Samsung con una resolución deslumbrante de 1600 x 2560. Ver también: ¿cuál es la mejor tableta compacta de 2014?

Revisión de Samsung Galaxy Tab S 8.4: pantalla AMOLED

Se ve fabuloso, de eso no hay duda. Uno de los beneficios de las pantallas OLED es que no tienen luz de fondo y, por lo tanto, ofrecen una relación de contraste perfecta, o prácticamente infinita. El resultado es una imagen vivaz y altamente dinámica que es excelente para mostrar todo, desde los negros más profundos hasta los blancos más brillantes. Fuera de la caja, encontramos que los colores estaban completamente por encima y saturados, pero esto es bastante fácil de cambiar; hay una serie de alternativas al espeluznante modo de adaptación predeterminado en la configuración del menú de pantalla de la tableta, y encontramos que la configuración básica ofrece los colores más precisos.

Reseña del Samsung Galaxy Tab S 8.4

Sin embargo, la pantalla no es perfecta. Como es una pantalla OLED, el brillo máximo no es tan alto. Lo medimos a 276 cd/m2, y no es tan fácil de leer al aire libre con luz brillante como el iPad mini con pantalla Retina. Este tipo de pantalla también tiende a sufrir quemaduras y decoloración con el tiempo, más que las IPS LCD, y es probable que no se vea tan bien en un par de años. Además, la alta resolución es en su mayoría inútil. En una pantalla de este tamaño, 1200 x 1920 es todo lo que necesitas.

Revisión de Samsung Galaxy Tab S 8.4: construcción y conectividad

Aún así, la tableta en sí es hermosa, mide solo 6,6 mm de grosor y pesa solo 290 g; eso es más liviano que el Nexus 7, a pesar de la pantalla más grande. El acabado es todo de plástico, con una parte trasera blanca con hoyuelos y un borde de bronce metálico, en un estilo similar al del teléfono inteligente Galaxy S5 de Samsung, y hay un par de clips circulares, al ras en la parte trasera, donde se unen las cubiertas oficiales. Es lo suficientemente agradable de sostener, pero no es un parche en el elegante iPad mini de metal.

Sin embargo, supera al iPad mini en otras áreas. La cámara trasera de 8 megapíxeles produce tomas más detalladas y viene equipada con un flash, donde el iPad mini no tiene. También hay una ranura para tarjeta microSD para expansión de memoria y conexión inalámbrica 802.11ac donde el iPad mini está atascado con 802.11n.

Reseña del Samsung Galaxy Tab S 8.4

Revisión de Samsung Galaxy Tab S 8.4: rendimiento

El rendimiento es generalmente excelente. La potencia de procesamiento proviene de un SoC Samsung Exynos Octa 5, que tiene cuatro núcleos a 1,9 GHz para el trabajo pesado y cuatro núcleos a 1,3 GHz para cargas más ligeras. Obtuvo una puntuación de 477 ms en la prueba SunSpider, donde apenas fue superada por el Apple iPad mini con una puntuación de Retina de 418 ms, y superó a la tableta de Apple en la prueba multinúcleo Geekbench con una puntuación de 2768. La duración de la batería también fue impresionante: el Samsung Galaxy Tab S de 8,4 pulgadas duró 12 horas y 22 minutos en nuestra prueba de video en bucle.

La única decepción fueron los juegos, donde la pantalla de alta resolución redujo su rendimiento. En la prueba GFXBench, obtuvo solo 14 fps: para los títulos de Android más exigentes, la pantalla densa en píxeles de Samsung puede resultar más una maldición que una bendición.

Ese es un resultado decepcionante para una tableta compacta premium, pero tampoco nos impresionó la interfaz de usuario personalizada de Android que Samsung emplea en sus tabletas. La fuente de noticias “Magazine UX” basada en mosaicos, a la que se accede con un deslizamiento hacia la derecha, se siente como una adición innecesariamente quisquillosa. Simplemente no es muy útil.

Reseña del Samsung Galaxy Tab S 8.4

Revisión de Samsung Galaxy Tab S 8.4: veredicto

No hay duda de que la Samsung Galaxy Tab S 8.4 es una excelente tableta con Android, pero es costosa y hay demasiados pequeños inconvenientes para llevarla a los escalones superiores. Por nuestro dinero, el iPad mini y el Nexus 7 siguen siendo las tabletas compactas a vencer.

Detalle

Garantía 1 año de regreso a la base

Físico

Dimensiones 126 x 6,6 x 213 mm (Ancho Ancho)
Peso 294.000kg

Mostrar

Tamaño de pantalla 8.4in
Resolución pantalla horizontal 2,560
Resolución pantalla vertical 1,600
Tipo de visualización pantalla táctil IPS
Tecnología de paneles IPS

Batería

Capacidad de la batería 4900 mAh

Especificaciones básicas

Frecuencia de la CPU, MHz 2MHz
memoria integrada 16,0 GB
Capacidad RAM 3 MB

Cámara

Clasificación de megapíxeles de la cámara 8.0mp
Tipo de enfoque Enfoque automático
¿Construido en un instante?
Tipo de flash incorporado LED único
¿Cámara frontal?
¿Captura de video?

Otro

estándar WiFi 802.11ac

Software

Sistema operativo móvil Android 4.4